«¡Que se casa la gitana!,

       ¡que se casa por amor!

        y será muy de mañana

         cual inmaculada flor»….

                                                                                  (Ramón Bonachi)

 

En 2016 fui invitado junto a unos a colegas a fotografiar un a boda Gitana que se iba a celebrar en mi pueblo.A veces en la fotografía se dan casualidades muy agradables.Andar sacando fotos a unos y otros te lleva a hablar con todos aquellos a los que quieres fotografiar.En estas coincidimos con el padre de Aaron que estaba con otros gitanos hablando y terminando los preparativos de la boda de su hijo con «La Santi».No dijo que como eran muy humildes no tenían quien les hicieras fotos y claro   no hubo más que decir.Ya tenía fotógrafos.

Esta serie fue realizada en digital y analógico en 35mm.En la parte de sales de plata usé una Leica M7 con película Kodak XX5222 y la parte digital con una excepcional Epson RD1S con un voigtlander 15mm.

Buena parte de estas fotos fueron usadas en la exposición «Boda Gitana» que se expuso en el festival  Fotomatón 2017 en formato gigante sobre lonas de 2 metros que se colocaron cubriendo las ventanas del antiguo edificio de la lonja.

Os dejo las fotos de un trabajo del que me siento especialmente orgulloso.